Superposición del sitio

Quién soy

Hola, soy Jonathan Ibáñez educador canino con una amplia formación en distintos campos relacionados con la educación canina.

Me he formado con grandes educadores como Eider Fernández de «Zintzoa educación canina», con el curso de educación canina básico y modificación de conducta.

Después he realizado el curso avanzado de educador canino de la mano de José Miguel Castillejo de «La Brújula Canina».

Durante las prácticas del curso avanzado de «La Brújula Canina»

En «Trufas y Zarpas» sabemos lo importante que es seguir formándonos, por eso seguimos en constante preparación con intención de dar un mejor servicio a nuestros clientes. Hemos realizado distintos seminarios a manos de grandes profesionales de este sector como:

Pelutopia y Canichefannoicani

«Evaluación, lectura del perro y objetivos de las clases de comunicación».

Tartaruga (Jordi Herrera)

«Alejamientos»

Dreamcam (Mónica Díaz y Ernest Capdevila)

«Maintrailling».

La Brújula Canina (Diferentes seminarios)

«Agresividad canina: herramientas emocionales y de aprendizaje».

«Más allá de señales de calma… Aprendiendo a usar la comunicación canina»

» Olfateo terapéutico para perros de familia».

«Aromaterapia canina»

«El poder de lo invisible: La reconstrucción emocional canina (Rec)».

«Aprendizaje canino a través de grupos sociales»

«Tratamiento de la ansiedad por separación canina (ASC)»

«La parte humana binomio persona-perro en la resolución de problemas conductuales»:

» De cómo la hiperpaternidad destruye la autoestima canina».

«El juego entre perros y personas».

«Triptófano como suplemento y comportamiento canino».

«La música amansa a las fieras: Efecto terapéutico en perros»:

Zintzoa educación canina

«Gestión de estrés y miedos en perros y sus familias».

Laurazor

«Estrés, conducta y bienestar animal».

Además de nuestra formación en la educación canina, también nos hemos preparado en otros campos complementarios que nos ayudan a mejorar nuestros servicios y la vida de las familias con las que trabajamos.

Fitoaromaterapia para animales con Acupcan (Susana Blanco). Usamos nuestros conocimientos sobre aceites esenciales, aceites vegetales, hidrolatos… para dar un servicio natural que nos ayuda a mejorar vuestro día a día.

Nuestra caja de aceites esenciales

Aparte de la fitoaromaterapia nos hemos formado en masajes para perros con Dogsanimal. Con este recurso ayudamos a nuestros clientes para que a través de un momento especial fortalezcan el vínculo, reduzcan el estrés y mejoren el bienestar de los perros.

Jack disfrutando de una sesión de masajes.

Aparte de los ya mencionados, hemos realizado el curso de Tapping (técnica de liberación emocional) de Vida Natural animal, el curso de introducción al método Ttouch con Happy Animales, y además el curso de primeros auxilios veterinarios de Olfateando El Mundo.

Hoy en día seguimos formándonos en diferentes cursos y seminarios, así como estudiando las diferentes investigaciones científicas que se publican, con el propósito de seguir creciendo personal y profesionalmente. No hay mejor manera de ayudaros que estar al día en los diferentes avances.

Os voy a contar un poco como llegué a ser el profesional que soy hoy en día.

Os presento a mi compañera de aventuras, Isla es una perra de cruce de P. Alemán que vino para enseñarme un camino nuevo.

Isla se incorporó a mi familia en el año 2015. Aunque yo aún no lo sabía mi vida estaba por cambiar, dando un giro de 360 grados. Isla fue abandonada en varias ocasiones hasta terminar en una protectora, para tiempo después incluirla en mi familia. Ese mismo año ella se convertiría en un gran apoyo para mí, cogiendo una carga emocional que no le correspondía. Mi mejor amigo (al que quería y sigo queriendo como un hermano mayor) partió para convertirse en una estrella más del cielo.

La adaptación no fue fácil para nadie, ni para mi y muchos menos para Isla. Ella traía una mochila muy pesada, con un serio problema de reactividad hacia otros perros, gatos, pájaros….En aquel momento yo no era capaz de entenderla, y mucho menos de ayudarla. Siempre había estado con perros de amigos pero jamás me imaginé lo que era convivir con un perro, y mucho menos con un perro con problemas.

Con el tiempo las cosas fueron progresando poco a poco, o como me gusta decir a mí patita a patita. Yo cada vez me iba metiendo más en el mundo perruno aprendiendo sobre la comunicación canina, y junto a un educador que nos puso la protectora nuestro mutuo entendimiento mejoró muchísimo.

Todo iba mejorando hasta que nos quedamos estancados en un punto que era imposible que avanzáramos más, metiéndonos en un bucle de no salir de nuestra zona de confort, llegando a un punto en el que cada paseo del día era una pesadilla.

A medida que el tiempo avanzaba las cosas empezaron a empeorar, haciéndose un mundo de cada paseo o incluso dejando de hacer nuestros planes por que no nos parecía justo dejarla sola en casa. El problema de Isla y mis propios problemas nos estaban pasando factura a los dos, haciendo que la convivencia se viera seriamente afectada llevándonos a un estado de depresión constante.

Llegado a este punto de inflexión tuve que tomar una decisión. Decidí formarme para poder ayudarnos mutuamente. Opté por una formación que se adecuaba a mi filosofía y a mis necesidades. No solo mejoró nuestro vínculo, sino que nuestra convivencia fue más agradable para ambos.

Isla, sin darme cuenta, a medida que yo iba aprendiendo más de este mundo de la educación canina, se estaba convirtiendo en mi profesora. Muchos aspectos de su comportamiento que antes yo no entendía iban estructurándose en mi cabeza, dando sentido a las cosas que ella hacía. Con el tiempo no sólo me di cuenta de la clase magistral que me había estado dando todo este tiempo, sino que mi ojo era capaz de observar y mi cerebro de analizar lo que estaba pasando más rápido de lo que jamás llegué a imaginar. Nuestro día a día se estaba convirtiendo en algo impresionante. Cuanto más estudiaba y más observaba a Isla, más parecía que ella sabía que me convertiría en lo que soy hoy en día.

Nunca dejo de aprender, por que es un mundo tan desconocido para los humanos que me apasiona. Por eso me encanta darlo todo en cada sesión, mirar cada caso desde diferentes perspectivas, analizar las cosas una y otra vez, con el único propósito de poder seguir ayudando.

Cuando todo parece que va a fallar, y estamos apunto de tirar la toalla dándonos por vencidos, quiero que sepas que todavía queda esperanza en que todo mejore y nuestras vidas mejoren.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?